Desde Infantil a Ciclos Formativos han vivido la magia de la Navidad en el Colegio Montessori.

En la semana previa a las vacaciones de la Navidad, los alumnos y alumnas sacaron su lado más
humano, hospitalario y hasta creativo para hacer felices a los más pequeños. Los mayores se
conviertieron en Papá Noel y en los Reyes Magos para deleitar a los más pequeños.

Fueron los alumnos de 4º de la ESO quienes iniciaron las actividades Navideñas. Se transformaron en
personajes de Navidad como Papá Noel y estuvieron en las aulas de Primaria durante 3 horas, para
vivir este intercambio emocional e intergeneracioal.

Al día siguiente, alumnos de Bachillerato junto a alumnos del Ciclo Superior de Educación Infantil y alumnos del Ciclo
Superior de Marketing y Publicidad, protagonizaron la llegada de los Reyes Magos a todas las
aulas del Colegio. Han visitado desde pequeños hasta mayores, repartiendo caramelos y finalmente
han llegado a la capilla del colegio, donde alumnos de Primaria formando una fila han ido pasando
para recoger sus caramelos y acuarelas.

También las alumnas del segundo curso del Ciclo Superior de Educación Infantil se han querido hermanar
con otras clases del colegio. Como su formación lo requiere, han optado por trabajar con los pequeños
de la etapa de infantil y lo han hecho vestidas con atuendos navideños y mostrando cuentos.

El cuento es un recurso educativo imprescindible en las aulas de infantil por eso las alumnas del ciclo superior,
crearon  bonitas historias navideñas con sus conocimientos, para hacer felices a los niños, así como
manualidades para pintar sus árboles de navidad, botas de papá Noel, una chimenea muy especial y un
gran muñeco de nieve .

En la etapa formativa de la ESO, realizaron un concurso de decoración navideña. Con materiales y
útiles de cada día, debían sacar su ingenio, y convertirlos en una decoración típica de estas fechas. En
el concurso participaron todos los cursos, de 1º a 4º de la ESO.

Además, el profesor de plástica, Alejandro Boloix, dirigió al curso de 1º de ESO para configurar
un Belén con materiales reciclados. San José y la Virgen cobraron vida bajo cartulinas y telas. Un pozo
de agua quedó definido con cartones y piedrecitas. Es otra manera de vivir la Navidad y transmitir
valores, también se puede tener un portal de Belén fabricándolo nosotros mismos.