Isabel Navarro es estudiante de 2º de Bachillerato y es la primera alumna del colegio Montessori en realizar una monografía. Ha compaginado los estudios con la realización del trabajo durante los dos años que dura Bachillerato y también con la participación en el MEP donde quedó finalista en la fase nacional para pasar a la internacional.

Una chica alegre, simpática y con muchas ganas por aprender que nos ha dedicado un tiempo en plena preparación de los exámenes de la EvaU para explicarnos en qué ha consistido su monografía y qué ha supuesto su realización para ella.

Cuéntanos brevemente de qué trata tu monografía.

Somos gemelos pero no iguales: estudio epigenético de gemelos univitelinos, es una monografía sobre epigenética que es una rama de la biología que estudia las alteraciones hereditarias que los factores ambientales pueden generar en el individuo. Cómo el ambiente, el entorno, la alimentación y otros factores pueden influir en la expresión de nuestros genes. La monografía ha consistido en el estudio de realizar unos cuestionarios y pasárselos a gemelos para ver las semejanzas y diferencias, porque si se supone que solamente estamos determinados por nuestro material genético todas las respuestas deberían ser idénticas, es decir, tener los mismos gustos, padecer las mismas enfermedades, tener la misma personalidad y el objetivo era demostrar que no es así. Dos personas genéticamente idénticas son diferentes.

“Dos personas genéticamente idénticas son diferentes”

¿Por qué te decidiste por este tema?

Me gusta mucho la biología, la genética y cuando surgió la posibilidad de hacer la monografía, soy una persona que le gusta investigar y aprender cosas nuevas y tengo muy claro que quiero orientar mi futuro profesional hacia la rama biosanitaria sabía que el tema tenía que ser en esta dirección. Eso me llevó a encontrar el tema de la epigenética, lo vi en un documental, me gustó y a partir de ahí hablando con Gema la tutora del proyecto me orientó.

¿Ya tenías conocimientos anteriores o fue consensuado con tu tutora?

No, no tenía ningún conocimiento previo. Gema me orientó hacia este tema porque sabía que me gustaba investigar, aprender cosas nuevas. Yo dije que la quería hacer y ella me ayudó a orientarme hacia este tema.

¿Fuiste tú quien quiso realizar la monografía o te animaron los profesores por tus notas?

Fui yo la que quiso realizarla. Nos reunieron a todos los alumnos de 4º de la ESO y nos explicaron en qué consistía la monografía (fue en 2017 cuando se empezó a realizar) y en ese momento dije que quería hacer la monografía, porque me apetecía, a mí me gusta aprender cosas y me acuerdo que quería hacer la monografía en relación a la genética. Al empezar 1º de bachillerato nos volvieron a plantear la posibilidad y entonces fue cuando me decidí por el tema. Nos apuntamos como 6 personas pero solo la he terminado yo porque no me gusta dejar las cosas a medias.
(Isabel es la primera alumna en realizar la monografía en el Colegio Montessori)

¿Cuántas horas has invertido en realizar el trabajo?

No sabría decirte cuántas horas, me ha costado año y medio, 1º y 2º de bachillerato. Me reunía con la tutora todas las semanas 1 o 2 veces a la semana para ver si lo estaba orientando bien todo el trabajo que realizaba en casa, así que una media de 5 a 6 horas semanales. He tenido que leer mucho y muchas cosas están en inglés y eso me costaba más.

“El trabajo que realizaba en casa me ha ocupado una media de 5 a 6 horas semanales”

¿Cómo te pusiste en contacto con gemelos para realizar el trabajo de campo?

Mayormente entre conocidos de la tutora y míos. Fuimos por las clases preguntando si conocían a gemelos y me pasaban el correo electrónico y les escribía, algunos eran mellizos y entonces no servían para el estudio. Por redes sociales, a través de Instagram me puse en contacto con toda la gente que pude. Lo difícil es que quieran y que una vez reciben la encuesta la realicen. En total 100 personas, 50 parejas de gemelos. Se realizaron 3 tipos de encuestas según edades y después se separaban entre hombres y mujeres para que fueran las respuestas más precisas.

¿Cuánta dificultad te supuso el realizar el trabajo y seguir el ritmo de los cursos de bachillerato? ¿Tus notas se han visto afectadas?

No mucho porque quería tener buena nota porque deseo estudiar medicina, entonces he sacrificado muchas horas de sueño.

¿Tus padres te habrían dicho algo si se hubieran visto las notas afectadas?

Probablemente, más que nada por el estrés que yo llevaba. Si me tenía que quedar despierta hasta las 4 de la mañana me quedaba.

Personalmente, ¿qué te ha supuesto la realización del trabajo?

Me ha servido como enriquecimiento personal, he aprendido muchísimo. Después de haber leído más sobre el tema, cuando acabé el primer curso leí lo que había escrito y no me gustaba y lo volví a redactar. A la hora de redactar me ayudó muchísimo y ahora entiendo cosas que no entendía. En la asignatura de Biología había cosas que me resultaban más fáciles porque las había leído ya.

“Me ha servido como enriquecimiento personal, he aprendido muchísimo”

¿Recomendarías que lo realizasen los alumnos?

Sí que les recomendaría que la hiciesen, si tienen ganas e ilusión por hacerlo porque es un esfuerzo muy grande.

¿Recomendarías estudiar bachillerato en Montessori? ¿por qué?

La verdad es que sí. Lo que más me gusta del Montessori es el trato personalista, no eres un simple número o un simple nombre, saben quién eres. Y como es un colegio pequeño te conocen y te ayudan cuando lo necesitas tanto en lo académico como en lo personal si tienes un problema. Yo por eso lo recomendaría.

“Lo que más me gusta del Montessori es el trato personalista, no eres un simple número o un simple nombre, saben quién eres”

¿Qué te gustaría estudiar una vez termines la EvaU?

Me gustaría estudiar Medicina y de ahí relacionarlo con la investigación.

Entrevista realizada por Laura Zapater Barceló, estudiante del Grado Superior de Marketing y Publicidad.